El poder del ahora…

El poder del ahora…

Quién no ha oído hablar sobre la importancia de vivir el ahora, de disfrutar de cada momento ya que es lo único que existe. ¿Vives plenamente tu presente? Si no es así, deberías recordar que el pasado ya se fue y el futuro aún no ha llegado. El ahora es lo único que existe, de ahí la importancia de que vivas el tiempo actual y disfrutes de cada instante.

Buda dijo: “El secreto de la salud para la mente y el cuerpo no es lamentarse por el pasado ni preocuparse acerca del futuro, sino vivir el momento presente sabia y provechosamente”. Todos tenemos un pasado que, en ocasiones, querríamos modificar o, por el contrario, nos gustaría volver a vivir. Sin embargo, estancarse en sentimientos de nostalgia o de arrepentimiento no nos ayuda a ser más felices.

Asimismo, de nada nos vale pensar única y exclusivamente en cuánto disfrutaremos dentro de un tiempo cuando consigamos aquella meta que nos hemos propuesto. Lo realmente importante es disfrutar con todas aquellas cosas que nos van surgiendo en el camino ya que la felicidad no es una meta, sino un trayecto.

¿Disfrutas del momento presente? ¿Eres de los que dices seré feliz cuando…? ¿Por qué no comienzas a serlo ahora? Quizás podrías empezar a ser consciente de todo lo que te transmiten tus 5 sentidos.

Es fácil entender que si disfrutamos cada día de las pequeñas cosas, seremos mucho más felices que si tan solo lo hacemos muy de vez en cuando. De hecho, muy probablemente, cuando alcancemos nuestro objetivo, no disfrutaremos tanto como creíamos. La clave, pues, reside en ser felices ahora. Un claro ejemplo de esto podría ser la realización de un viaje. Podemos elegir disfrutarlo única y exclusivamente durante las vacaciones o desde el mismo día que decidimos hacerlo. Esta segunda opción, sin duda, nos reportará mayores niveles de felicidad.

En conclusión y como afirma Punset: “Tenemos que aprender a aprovechar las cosas que encontramos en el camino cuando buscamos un determinado objetivo. La gente se obceca con el objetivo y cuando éste llega -el gran amor, el coche…- al poco tiempo se ha pasado todo”. Es decir, debemos disfrutar del momento, puesto que es lo único que tenemos y, por tanto, la única fuente desde la cual podremos obtener felicidad. O dicho de otra forma manera, “hay una forma de salir del sufrimiento y alcanzar la paz: vivir el ahora” (33).

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *